“Súper Creativos” parientes de presos para introducir drogas en cárceles

La creatividad de los parientes y amigos de las personas privadas de libertad para introducir drogas en los centros penitenciarios y cárceles de máxima seguridad, no tiene límites, y las ideas siguen siendo mejoradas con cada “redada” o hallazgo al momento de los registros de agentes penitenciarios, bajo orden de autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP).
Si bien las prácticas de trasiego de marihuana, crack, cocaína y cigarrillos son un fenómeno común en el sistema carcelario de todo el mundo, en Honduras es algo más novedoso debido a que en el pasado no había tanta vigilancia, pero sí permisividad, complicidad y los agentes penitenciarios de todas las escalas se hacían de la “vista gorda”, al igual que altas autoridades de todo el sistema carcelario del país y para nadie es un secreto de Estado.
La diferencia es que ahora se desarrolla poco a poco un mejor control en la cadena de vigilancia en las cárceles y las estadísticas de decomisos lo demuestran cada mes, incluso con hallazgos que sorprenden por el grado de participación de las mujeres, que además utilizan a sus hijos menores de edad.
Para el caso se han detectado camuflajes que van desde simples envoltorios de “carrucos de marihuana” en prendas intimas de las mujeres; además jabones, y “champú” que en el interior tienen escondida la droga.
Pareciese increíble también que hasta los biberones y latas de leche para niños deben ser minuciosamente revisadas porque se ha encontrado polvo de leche para niños en latas semillenas, que al contrario del alimento para un bebé (hijo de un reo), contienen cocaína combinada; lo mismo pasó con dos docenas de tortillas de maíz que fueron apiladas, pero con un enorme agujero para ocultar un paquete de marihuana.

Para sancionar estas acciones, autoridades aplican la Ley Sobre uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas y la Ley de Limitación de las Comunicaciones en Centros Penitenciarios.

También la introducción de drogas en las partes intimas tanto de mujeres como de hombres, se ha vuelto común en Honduras, ya que ampliamente se ha hecho público por el INP, quienes alaban tener un escáner de cuerpo entero (Body Scan), con el que han logrado disuadir a los “súper creativos” y hasta exponerlos con el fin de generar no solo credibilidad en la población respecto a los esfuerzos que se hacen para mejorar el sistema; sino que también sirve como prueba penal y para quienes estén pensando arriesgar su libertad por ser una “mula” o facilitador de medio para tráfico de drogas.

18 “SÚPER CREATIVOS” PRESOS

Al menos 18 personas guardan prisión por intentar introducir droga o artículos de uso prohibido para la población penitenciaria; entre ellos tres hombres y 15 mujeres, todos ahora forman parte de los internos en los establecimientos carcelarios del país, según los registros del INP.

Lo más reciente fue el hallazgo de marihuana en sopas instantáneas. Los policías penitenciarios sospecharon al ver los fideos en pedacitos cuando la abrieron.

La semana pasada, un joven quedó encarcelado por tratar de introducir marihuana en sopas instantáneas, este muchacho se unió a tres hombres más que semanas atrás habían sido detenidos al intentar introducir droga a diferentes centros penitenciarios en envoltorios de churros.
Ariel Jonathan Durón Cano (20), llegó al centro penal a las 2:50 de la tarde para llevarle tres sopas instantáneas a una persona que guarda prisión, por lo que al llegar a la zona de la guardia, los agentes le pidieron que abriera los recipientes a lo cual accedió, pero los uniformados notaron que los tallarines estaban partidos y al revisar con un tenedor descubrieron el paquete con droga.
Mismos hallazgo hicieron en los otros dos recipientes, por lo que de inmediato se giró la alerta al personal de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para que se le siga el proceso que en base a ley corresponde. Las autoridades indicaron que a Durón se le acusará por el delito de facilitación de los medios de transporte para el tráfico ilícito de drogas, informó el INP.
La Ley Sobre uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas indica que este delito es penalizado con una sentencia de seis (6) a nueve (9) años de prisión más una multa de cincuenta (50) a cien (100) mil lempiras de multa, indicaron la autoridades del Ministerio Publico (MP). (Saraí Alvarado).