Señalado de disparar a peatón en marcha remitido a Fiscalía

Uno de los hombres, captado en video y señalado de disparar un arma automática durante las protestas del lunes anterior y que terminaron en caos en el centro de Tegucigalpa, supuestamente se entregó a las autoridades policiales.

El hombre identificado como Jairo Alberto Flores López, el lunes mismo se comprobó que es miembro de la Policía Municipal de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), con sede en Tegucigalpa.

“Él es un agente de la Policía Municipal que se sumó a la protección de los edificios y, sobre todo, a resguardar la vida de las personas y empleados de la alcaldía que estaban en los edificios”, confirmó el oficial de Comunicaciones de la Policía Municipal, Josué Esperanza.

Flores López fue captado sin uniforme en videos de celular y televisuales, cuando se enfrentaba a los manifestantes, portando una pistola automática en sus manos y en medio de agentes policiales y municipales.

“Las funciones de la Policía Municipal consisten en la protección de los edificios públicos, no entiendo por qué disparó, manifestó Esperanza.

Durante los videos, Flores López, es captado cuando se cuadra y hace dos disparos hacia un objetivo.

TENTATIVA DE HOMICIDIO

Ayer mismo las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), confirmaron que el sospechoso de disparar contra un maestro de obras, durante las manifestaciones se había presentado voluntariamente con el arma y fue remitido a la Fiscalía de turno.

Fue presentado por suponerlo responsable del delito de homicidio en su grado de ejecución de tentativa.

Al policía municipal, luego de las diligencias investigativas, se le capturó por el delito de homicidio en su grado de ejecución de tentativa en contra de un maestro de obras, quien salió herido en el pecho, cuando caminaba por un sector del centro capitalino.

Según el expediente investigativo, el sospechoso disparó y uno de los tiros fue a impactar contra la humanidad del señor José Humberto Duarte, quien solo iba pasando por el lugar.

Por tal razón, la Policía Nacional, a través del Departamento de Delitos Contra la Vida de la DPI, puso a disposición del Ministerio Público al supuesto responsable de ese ilícito.